Vivir como mujer

    El ciclo vital de la mujer tiene unas características específicas que requieren una atención adaptada a cada una de las fases que lo componen. Condiciones como el ciclo menstrual, la prevención de patología infecciosa u oncológica, o el climaterio se pueden vivenciar de manera propia por ser mujer y por estar asociado a una serie de circunstancias sociales y culturales. Diferentes roles de la mujer en la sociedad y en la familia se asocian a diferentes perspectivas de orientación y cuidado, con el objetivo de tener una experiencia de vida lo más satisfactoria posible.